Mi Amigo Imaginario Y Los Caminantes Vendados

MicroFicción

Monstruo bajo la camaEn un pueblo como el que abunda en cada rincón del mundo, nace un bebé arrullado por las ilusiones de una madre, mientras una sombra difusa e incierta se acostumbra al ambiente.

Tras la puerta, la mirada del pequeño que a pesar del frío y denso ambiente, comprueba que su madre y hermano estén bien, alza la mirada intempestivamente al escuchar los pasos de su padre —¡Campeón!—, y la mano de él acaricia su cabello. Su madre acomoda al bebé en la cuna, mira al otro pequeño y dándole un beso en la frente lo devuelve a su cuarto a dormir. Y percibe nuevamente el ruido intenso del silencio, previo a desatarse una tormenta. Durante ese lapso de tiempo, los escucha sin lograr entender por qué sus padres se tratan con frialdad e indiferencia. Ese incómodo silencio, es roto bruscamente por gritos y objetos que se estrellan. Acojonado, el niño se acerca a la…

Ver la entrada original 507 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: