Susurros en el viento. Haibun 

Las huellas del Haijín

Caía la tarde y el cielo se pintaba entre tonos ocres y majenta, los árboles se mecían como intentando tocarse con su ramas, el sonido que se producía por el paso del viento traía murmullos que parecían versos sueltos con palabras jamás pronunciadas.Ella permanecía inmóvil bajo uno de los árboles, no quería arruinar el momento que se tornaba sublime, y sólo miraba extasiada esa danza de los árboles sobre su cabeza.

Y en silencio pensaba que tal vez allí se posaban todas las palabras lanzadas al viento por los amantes y en sus adentros pidió que la brisa le lleve el eco de esos susurros para crear un poema que enaltezca y eternice uno de esos diálogos secretos de la naturaleza.

Voces de otoño

que hacen vibrar las hojas

en el sendero.


Ver la entrada original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: