Glorias caídas [Haibun]

Aún no terminaba la jornada de trabajo cuando me pidieron que salga inmediatamente de mi oficina. Desconcertada me dirijo al exterior y observo cómo entre más de diez hombres intentaban dominar con cuerdas y sierra en mano al gigante que tantos años me acompañó en silencio brindándome sombra y melodía frente a mi ventana. Cuántas veces mirando sin mirar al formidable árbol que hasta ese momento me enteraba de su nombre, Laurel; sus ramas verdes y frondosas en un vaivén agonizante cantaban su última Elegía y en un sonido seco y tajante el eco en la tierra anunciaba que un gigante fue vencido. 

 

Sobre las ramas

de ese Laurel caído 

lloran las aves


2 comentarios sobre “Glorias caídas [Haibun]

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: