Lo peor que le puede pasar a quien vive entre letras, es quedarse sin palabras por exceso de sentimientos.

Es que por llenarte de tanto amor, coraje, dolor, arrepentimiento, tristeza, frustración… el alma se desborda y no hay sentencia que la contenga.

Y se hace tan difícil lograr que fluyan las palabras precisas, esas que quisieras sean puente, camino, abrazo, esas que al pronunciarlas se hagan bálsamo y consuelo.

Esas que logran enlazarse en cada clamor al cielo cuando las nubes tocan como una caricia tu piel y pides se lleven las lágrimas y que en su indulgencia un rayo de esperanza te devuelva la sonrisa.

Lluvia de otoño.

Entre nubes el sol

y un arcoíris.

30 comentarios sobre “Lluvia de otoño [Haibun]

Agrega el tuyo

  1. ¡Muy bello, Patricia! A veces, la cantidad de sentimientos y emociones intimidan a las palabras; pero permanecen siempre cerca, medio adormiladas esperando la luz de un arco iris o simplemente una mirada.
    ¡Besos!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: