Aunque la crueldad del mundo

una y otra vez la quiso endurecer,

el cielo la premió enviándole

un corazón puro y suave para ablandarla,

una mano firme y tenaz para sostenerla,

un espíritu noble impregnado fe

y un abrazo amigo para hacerla sonreír.

Sí, una sublime familia con corazones amigos

como su motivo para nunca desfallecer.

2 comentarios sobre “Regalos del cielo

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: