El triunfo del amor

El diablo, curioso fijó su mirada en esos amantes, veía que se juraban amor eterno más allá de esta vida y que sus almas se entrelazaban peligrosamente; sintió que esas almas las estaba ganando el cielo.

Entonces decidió buscar maneras para separarlos; seriamente preocupado, empezó a poner obstáculos para deshacer esa unión que amenazaba con triunfar y cruzar la frontera de la eternidad, pero ellos, todos esos obstáculos los superaban juntos, porque se fortalecían con la presencia de Dios que bendecía esa unión.

Debía hacer algo rápidamente, atacaba plantando pensamientos oscuros en cada una de sus mentes, pero el amor que se tenían, con dulzura los iluminaba y todas esas sombras se desvanecían. 

Observaría paciente hasta encontrar alguna debilidad donde poder atacar con la certeza de saber que la imperfección humana era su mejor aliada. 
Pensó que podría utilizar el mismo amor, en su contra, atacaría silenciosamente, y así fue. 
Aprovechó una discusión insignificante para manipularlos a su antojo —le estás haciendo daño, deberías alejarte para que pueda ser feliz— maquillaba eso en la mente de cada uno.
Y ellos con el temor de sentir el dolor de la persona que amaban, decidieron que era mejor estar separados, sin imaginar que era la muerte de cada uno. 
El diablo con una sonrisa de triunfo pensó que al fin cumpliría su cometido. 
Pero lo que no imaginó, era que, podría separar sus vidas por un tiempo, pero sus almas ya se pertenecían y estas traspasarían las vidas que sean necesarias hasta lograr estar juntos en ese destino que los dos decidieron llegar, sellando su pacto con la fuerza de su amor invencible.  
 

Cabalgando por un sueño

Tengo en mi mente el corto fragmento de un sueño, con imágenes que, siendo fantásticas las he sentido tan reales, dejándome una sonrisa que perdurará en cada reminiscencia del mismo.

No quiero olvidarlo y por eso lo comparto a continuación.

Recuerdo que era un día brillante y muy soleado, yo estaba  sobre el lomo de un caballo, vestida con una túnica blanca transparente, que contrarrestaba con el color azabache del corcel. No cabalgaba, sino volaba entre las nubes, sobre valles y montañas, las aves revoloteaban a mi alrededor y me sonreían, me detuve sobre un lago maravilloso donde había una cascada de agua cristalina.

De pronto frente a mí, tu silueta aparecía en el cielo,  abriéndote paso entre las nubes, llegabas sobre un corcel blanco, luciendo un pantalón y botas negras y una camisa blanca desabotonada en el pecho, tu media melena haciendo ondas en el viento y reflejando  los rayos del sol; al mirarme, sentí tus ojos irradiando fuego, te acercaste con esa sonrisa seductora encerrada en tu barba de candado y me extendiste tu mano para hacer contacto con la mía y así, entrelazados los dedos descendíamos hasta la cascada donde nos quedamos  bajo el juego de luz que resultaba del agua y los rayos del sol, bañándonos de deseos y anhelos, sin pronunciar ni una sola palabra pero diciéndonos todo en un abrazo infinito.

Esos sueños son los que dejan los latidos encendidos y el deseo de seguir soñando despierta.

MI AMIGO IMAGINARIO Y LOS CAMINANTES VENDADOS

image

MI AMIGO IMAGINARIOS Y LOS CAMINANTES VENDADOS

En un pueblo como el que abunda en cada rincón del mundo, nace un bebé arrullado por las ilusiones de una madre, mientras una sombra difusa e incierta se acostumbra al ambiente.

Tras la puerta de ese hogar, la mirada del niño mayor de los dos hijos, que a pesar del frío y denso ambiente, comprueba que su madre y hermano estén bien, alza la mirada intempestivamente al escuchar los pasos de su padre —¡Campeón!—, y la mano de él acaricia su cabello. Su madre acomoda al bebé en la cuna, mira al otro pequeño y dándole un beso en la frente lo devuelve a su cuarto a dormir. Y percibe nuevamente el ruido intenso del silencio, previo a desatarse una tormenta. Durante ese lapso de tiempo, los escucha sin lograr entender por qué sus padres se tratan con frialdad e indiferencia. Ese incómodo silencio, es roto bruscamente por gritos y objetos que se estrellan. Acojonado, el niño se acerca a la cuna de su hermano, comprueba que él duerme y empieza a jugar y saltar en la habitación encerrándose en su propio mundo, donde los monstruos de debajo de la cama comienzan a ser sus amigos imaginarios y ya no llegan las voces de los padres.

Mas, a la hora de ir al colegio, «su amigo imaginario» no puede acompañarle; lo sabe, por ello ha de quedarse en el armario y ¡vaya suerte la del chico con la que se armó anoche entre sus padres! Su madre afligida no ha parado de llorar en el carro y se arrepiente hasta de los pequeños. —«Y es que he perdido la cuenta de cuánto se ha quejado por sus decisiones»— Se lamentaba absorto con la mirada perdida a través de la ventana del auto. Así transcurre mi infancia entre monstruos que al inicio se muestran inocentemente como «amigos imaginarios» y que me transportaron a otros mundos, al de ellos; cuidando siempre de no ser sorprendido por mis padres porque me daba cuenta ellos no entendían. ¿Por qué y en qué momento los adultos dejaron de creer y por qué esa venda en los ojos? ¿qué no os dais cuenta que no os permite mirar? pero sin embargo, qué diestros vuestros movimientos; no menos es, el de mis oídos infantes que obstruyeron cualquier ruido que provenía de sus corajes, con ayuda, claro está de «mi amigo imaginario», ese que a cierta hora sale del armario para brincar conmigo en la cama y del que vosotros jamáis os habríais percatado. Entre culpas y quejas crecimos; y en hallar culpables como compañeros y desconocidos, fuimos otorgando espacio a ese «amigo imaginario» que de inocente ya no tenía nada. Curiosamente en esta supuesta igualdad de sexos que ya se ve que es una guerra sin cuartel, empecé a actuar como mi padre y de a poco me fui colocando una venda en los ojos uniéndome a la legión de caminantes vendados cual zombies guiados por una sola voz.

Un día, de regreso a la casa de mis divorciados padres, entré a mi viejo cuarto en el que aún conservaba los objetos de mi infancia y tras los golpes desde dentro del armario, abrí la puerta y lo vi salir con pasos decididos, alejándose como sabiendo cuál era su lugar.

Con el tiempo, tras mi voto electoral, lo reconocí en la curul donde se colocaba; al tanto una sociedad se desmorona desde sus cimientos. Y helos ahí, como dioses paganos a los que desde tiempo atrás les dimos espacio y se posicionaron distorsionando todo por lo que alguna vez creímos.

Y por cada cien miradas de infantes está a la espera una curul a ser ocupada, pues con la venda en los ojos, decidimos pasar allí, al monstruo de debajo de la cama, haciendo de nuestros miedos una realidad mientras vemos decaer todas nuestras creencias.

Pero así como en este mundo hay noche, también hay día. Y está en nosotros quitarnos la venda y retomar la luz, para así ver y derrotar al verdadero enemigo, con el corazón noble, la mente fría y la energía en el alma.

Esa fue mi elección tras la lección aprendida de mi propia infancia y la de los adultos, mis padres.

Realizado por: Patricia y Nikolaos

(@_Elegias y @PrinceNikkola)

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A Voice from Iran

Storytelling

Interiorismo y decoración

Creando proyectos de vida

HIJOS DE LA GUASANA

MEMELOCADAS Y VIDEOS GRASIOSOS..SONRIELE ALA VIDA.JAJAJA ES LO MEJOR...ELIMINA EL STRES..

jllopart

la poesía es libertad

Pippo Bunorrotri

El hombre que susurraba a los sentimientos

Letras Sin Bragas

Las Confesiones del Arte

Espacio de Arpon Files

Just another WordPress.com site

misspoessia.wordpress.com/

«Escribo para saber lo que siento»

IT ROW

REVISTA DIGITAL DE MODA LOW COST Y TENDENCIAS

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Cinco Palabras

Asociación de Escritores Solidarios Cinco Palabras

Solo tu lo sabes

Relatos eróticos para mujeres y hombres.

sonidodeansar.wordpress.com/

Viaja a través de las páginas y escucha...

Arianna Frencia

PENSAMIENTOS QUE RESPIRAN

#JuacoHaciendoCosas

Creador de historias

elotromargen

El otro margen es un espacio donde compartiré todas mis experiencias literarias.

Daxiel

Just another WordPress.com site

Lizet Alvarez Villazán

Soltando las alas del alma al amor, a la amistad y a la vida. Intento de avivar a los angeles y adormecer a los demonios.

*** Canela&Miel***Hazme sentir lo que piensas .

Cuando pienso en ti una brisa suave me besa...

Bitácora de una mente inquieta

Historias de una sobreviviente

Flash Propio

Locuras claves para estar mas cuerdo

Las Musas hacen al poeta

Prosa y verso de Xavier Roca Ticó

Libero Verbi

Poesía y pensamientos desordenados

La Monarquía Music

Seamos Independientes

Poemas que tocan los suburbios de la mente

Son poemas que jastan de un momento y espacio determinado con la expresión mas sincera de un sentimiento manifestado y procesado en su momento. Cada uno es un suceso y etapa que viví .

Aspirante a poeta De León Isamar

Poesías, poemas, relatos, o simplemente palabras que dicen algo y aún no son catálogadas. ¿Qué etiqueta lleva la palabra que sale del alma?

Rincón de Bas

Una historia empieza donde le des libertad a tus manos para soñar y crear…

Yo, Extimo

Nacidos para ser lenguaje

All4click.com_Coaching & Tic

Recursos para contenidos de escritura creativa, de gestión y motivación en tu día a día :)

Güstav Rc'mor

"Porque las palabras deben escribirse cuando se sienten"

Mi mente dispersa.

Recopilación de frases, diálogos o fragmentos tanto de libros como de películas.

Pensamientos en la Noche

Un espacio para la reflexión de anécdotas y cosas que no son del mundo. Un lugar que no pretende ser polémico, pero si causar algún pensamiento en la noche…

A %d blogueros les gusta esto: